Cómo pueden conseguir las startups inversiones para emprender con garantías

Imagen 1 copia

Hoy en día, muchos son quienes apuestan por una idea propia y desean ponerla en marcha. Son empresas conocidas como startups y sin empleados, que arrancan su andadura con una idea de negocio prometedora y sin ningún aval más que su talento y sus soluciones basadas en la innovación.

Pero el emprendimiento es una tarea difícil. Es preciso contar con dinero para poder poner esa idea en marcha y muchos tiran la toalla antes de sacar su startup adelante. Básicamente y por lo general, debido a que desconocen los recursos que existen hoy en día para lograr financiación para su empresa.

Tengo una idea emprendedora ¿Cómo la pongo en marcha?

Si ya has tomado la decisión de emprender, has de saber que, además de con ilusión, pasión y energía, es preciso contar con una mano amiga que te ayude con los primeros trámites y te oriente en los pasos a dar.

Te conviene acudir a networkings y coworks o centros donde encontrar emprendedores que cuenten su propia experiencia. También la administración pública pone al servicio de esos preempresarios oficinas y personal que ayudan a realizar los trámites burocráticos y comprobar si la idea tiene forma de monetización o, por el contrario, es mejor darle una vuelta antes de lanzarse a la aventura de emprender.

La financiación: la gran asignatura pendiente

Lejos han quedado los tiempos en los que la financiación para montar un negocio se obtenía de las entidades bancarias. Con una economía aún inmersa en la mayor crisis mundial conocida, es preciso conocer y otros recursos a la hora de buscar dinero para las startups y apostar por ellos.

Capital semilla es como se conoce a esa primera inversión que permite pasar la idea desde el papel a la realidad y cubre los gastos iniciales del negocio. Con esa inversión se llega hasta que la startup sea autosustentable y se atraigan inversiones de mayor envergadura.

Es un error acudir a amigos o familiares para esa inversión. Y es que esas personas, por su cercanía con el ideólogo, apostarán por la empresa sin medir riesgos. Y estos están ahí, ya que, además de perder su dinero, los emprendedores pueden perder relaciones personales.

Lo mejor es seguir una serie de pasos para lograr ese dinero.

Networking

Una red de contactos es el primer paso de toda startup. Es preciso acudir a eventos relacionados con el campo de acción, una tarea que suele conllevar bastante tiempo.

Prototipos

Es importante que los inversores vean el producto en funcionamiento, sus posibilidades y cómo puede ser su crecimiento. A veces, es preciso contar con personas de confianza que lo hayan probado y atestigüen que realmente funciona. Es complicado que alguien invierta en una idea que aún no se ha materializado.

Estudios de mercado: potencial de crecimiento

Antes de presentar un proyecto, deben conocerse sus capacidades de crecimiento. Los inversores esperan ver sobre la mesa con quién se trabajará, cuáles son los tiempos para que el proyecto tome forma, cuánto dinero es preciso invertir y en cuántos años se recuperará para poder tomar la decisión de inversión en la idea.

Los nuevos modelos de financiación: economía colaborativa

Las startups apuestan cada vez más por este modelo, el del consumo colaborativo, conocido como crowdfunding. Se basa en que diversas personas (muchas personas) aportan un pequeño capital, pero con la suma de cada una de ellas se obtienen la financiación del proyecto, de las startups o, incluso, de empresas consolidadas.

Existen en la actualidad varios modelos de crowdfunding que las empresas y los emprendedores adoptan según sean sus necesidades:

De recompensas o preventa. Son los más utilizados. Consisten en que los inversores aportan un dinero para financiar un proyecto y, cuando el producto sale al mercado, ya lo han adquirido. Por lo general, se requiere una aportación fija o mínima.

Préstamos entre particulares. Que también se conocen como P2P Lending, gracias a los cuales el emprendedor obtiene financiación para su proyecto con unas buenas condiciones y los inversores consiguen una mayor rentabilidad para su dinero que la que les ofrecen las entidades bancarias.

Equity Crowdfunding. También conocido como CrowdEquity, consiste en financiar una startup a cambio de participación en ella o porcentajes de beneficios o facturación.

¿Y dónde se encuentra esa financiación?

Por lo general, los emprendedores acuden a eventos en los que encuentran inversores, pero también socios colaboradores y otras entidades que apoyan la creación de nuevas ideas.

En este tipo de eventos, más pequeños y reducidos a un sector o que agrupan a miles de personas, tienen la oportunidad de presentar su proyecto ante gente que tiene ganas de conocer las nuevas ideas y de invertir en ellas.

Lo ideal es que se seleccione a la startup para poder presentarse ante miles de personas: de esta manera hay más posibilidades de encontrar la inversión necesaria para poder comenzar a trabajar en la idea y desarrollarla hasta que sea completamente autofinanciada.

Sin duda, acudir a un evento en el que, además de rondas de inversión, se facilite la adquisición de nuevos conocimientos sobre transformación creativa y digital y economía colaborativa es una buena forma de aprovechar el tiempo. No solo se conocerán inversores para la startup, sino que también se puede ampliar y consolidar la red de contactos, además de aprender a manejar herramientas que hacen mucho más productivo el día a día de las empresas.

En un evento de networking de los grandes (no aquellos que están pensados para una zona o un sector concreto), los emprendedores reciben formación especializada, que les ayuda a poner en marcha el proyecto, desde la definición de la idea a la elaboración de planes de viabilidad. Además, en muchas ocasiones también disponen de un área donde exponer sus productos y servicios, para que los visitantes al evento les conozcan mejor. También podrán contar su proyecto a inversores y mentores, con asesoramiento de diversos profesionales especialistas en todas las áreas que necesita la puesta en marcha de la empresa.

El emprendimiento tiene muchos pasos que dar y no solo relacionados con la ilusión y las ganas. Hay muchas áreas que los ideólogos solos no pueden controlar y deben apoyarse en personas que les echen una mano.

compra-entrada