VIVIR LA TRANSFORMACIÓN CON MIEDO O CON PASIÓN

albert bosch 750

Este siglo equivaldrá a miles de años de evolución en términos del siglo XX.  El ritmo de cambios que tenemos por delante en los próximas décadas dejarán como obsoleto, lento, anticuado y aburridamente estable el siglo pasado.  Estamos empezando una época de cambio exponencial que transformará nuestra vida de una forma radical, a una velocidad estratosférica.

El desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial; la hiperconectividad entre miles de millones de personas y entre cientos de miles de millones de aparatos; la revolución de la salud, la longevidad y las capacidades humanas; un mundo con más de nueve mil millones de habitantes; y unos retos mayúsculos que están provocando un gran estrés en el planeta, están gestando una tormenta perfecta que conllevará un cambio sin precedentes en la historia de la humanidad.  Y será a corto y medio plazo; y lo viviremos todos.  La transformación no será una excepción o una curiosidad para escribir libros o organizar congresos como Zinc Shower, sino que será la esencia de nuestra realidad.  Ya no nos mediremos por horas de trabajo o por esfuerzo realizado, sino por la capacidad de aportar valor, de ser creativos, de adaptarnos a los nuevos paradigmas, y de incorporar nuevas competencias que nos permitan estar surfeando la gran ola de cambios en la que viviremos.

Como emprendedor y aventurero, he tenido la necesidad y la suerte de transformarme bastantes veces a lo largo de mi trayectoria, y con mi experiencia y la visión del mundo que viene, tengo claro que la estabilidad ya no forma parte de mi manera de vivir; y tengo claro que la incertidumbre y la complejidad, tanto en el ámbito profesional cómo en los retos extremos, son mi realidad, que me divierte, me hacer sentir vivo y me permiten buscar oportunidades valiosas.

No es que debamos salir de nuestra zona de confort, sino que tenemos que cambiar o ampliar nuestra zona de confort.  Steve Jobs no inventó Apple saliendo de su zona de confort, creando una empresa que iba a cambiar el mundo, y regresando a su anterior comodidad; sino que dinamitó los puentes que le unían a una posible tranquilidad anterior, y desarrolló su felicidad en el nuevo paradigma, marcado por una transformación constante.  En realidad nadie quiere salir de su zona de confort, pues fuera de ella no será feliz, y por ello no aguantará mucho tiempo, no perseverará, y en definitiva, no aportará valor.  Hay que aprender a estar cómodos en la inestabilidad y en la complejidad, hay que saber ser felices en la transformación constante, en la exploración de la creatividad y la búsqueda de nuevas oportunidades.

Para transformarse y crear valor de verdad, es necesario sentir pasión por lo que se hace, pues sólo así se superarán los numerosos obstáculos que habrá en el camino, sólo así nos repondremos y aprenderemos de los errores o fracasos que tengamos, sólo así podremos perseverar y continuar luchando, y sólo así conectaremos nuestro talento con la verdadera creatividad útil.  A veces me preguntan cómo pude aguantar totalmente solo 48 días en el continente Antártico, o cómo encuentro la fuerza mental para escalar el Everest o afrontar alguno de mis retos extremos; y la respuesta es que allí estoy en mi zona de confort, estoy dónde quiero estar, estoy conectado con mi propósito, y aunque es verdad que hay momentos muy duros, incómodos y de dudas, si uno es sincero y auténtico en el porqué de la expedición (o transformación) que está llevando a cabo, al final es feliz, y siempre avanza hasta su objetivo o hasta otro destino no previsto, pero que acumula aprendizajes y experiencias que le permiten continuar progresando hacia nuevos retos tanto o más interesantes.

El tiempo que nos ha tocado vivir es una pura transformación, con el factor velocidad acelerándose constantemente.  Al final se trata siempre de vivir el futuro con miedo o con pasión; y en Zinc Shower nos encontraremos un montón de militantes del segundo grupo, dispuestos a compartir la actitud adecuada que nos permita vivir con plenitud una de las épocas más especiales de la humanidad.

ALBERT BOSCH (Aventurero y Emprendedor)

Captura de pantalla 2016-02-10 a las 17.23.31